Giordano destacó la continuidad de las políticas de la Cámara

1102

El presidente de CERAC, José Giordano, destacó la continuidad de las políticas institucionales de la Cámara a lo largo de décadas, pidió a la clase política que escuche a los sectores que generan trabajo genuino e insistió con la necesidad de incrementar la capacitación de los repuesteros.

Durante la celebración del 70º Aniversario de CERAC, el titular de la institución señaló:

Acabamos de ver en el video institucional, apenas una parte de la extensa y rica vida institucional de CERAC.

Fueron muchos los hombres y las mujeres que a lo largo de estos 70 años han dejado su aporte y su esfuerzo personal para la construcción de esta Casa. A todos ellos, muchas gracias por tanta generosidad.

Una Casa que se ha caracterizado siempre por mantener clara y firmemente dos políticas.

Por un lado, ser una institución integradora, donde todos los temas se ponen arriba de la mesa, independientemente del tamaño o el origen de los socios.

Por ello, podemos ver aquí en este evento del 70 aniversario a referentes de pequeñas y medianas empresas familiares, que todos los días realizan un esfuerzo enorme para abrir las persianas de sus negocios, hacerlos funcionar, preservarlos, pagar sus obligaciones y dejar una huella en el ámbito donde se desempeñan.

Y también podemos ver en este festejo, a referentes empresariales de tamaño mediano y grande, con responsabilidades proporcionales al  lugar que ocupan en la economía.

Responsabilidades que pasan no solo por obtener la rentabilidad necesaria para poder mantener operativas en el tiempo a esas empresas, sino que además garantizan que Córdoba y gran parte del interior del país sean mercados bien abastecidos, dinámicos y en crecimiento.

La prueba de fuego de esa actitud constructiva fueron las últimas restricciones a las importaciones donde más allá de faltantes puntuales, el sector se las arregló para que el mercado lo sintiera lo menos posible.

En suma, pequeños comerciantes e importantes distribuidores están aquí, cobijados bajo el abrazo generoso de una institución a la que pertenecen por acción y por definición.

La otra política que CERAC ha preservado a mano firme con el paso de las sucesivas comisiones directivas, ha sido la de mantener objetivos claros en la defensa del sector y la construcción patrimonial a lo largo de las décadas.

«Podemos decir, sin miedo a ponernos colorados, que CERAC es una institución transparente, sólida y capaz, como lo ha demostrado  la presencia de nuestros dirigentes en diferentes organizaciones de las que hemos participado y de las que participaremos sin otro objetivo que la búsqueda del bien común».

Por ello, sobre la base de estos principios, es que creemos tener derecho para pedirle a quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos que cuiden a las empresas, que las escuchen, que no las asfixien con impuestos que terminan siendo contraproducentes porque, por cubrir las necesidades del Estado, agravan la situación de las pequeñas, medianas y grandes unidades económicas.

Nadie mejor que el sector privado puede estar en condiciones de generar puestos laborales que respondan a la verdadera dimensión de la economía y que le den al hombre el sentido mismo de su existencia: la de llevar el pan a su hogar y ser útil a la sociedad.

Nadie mejor que el sector privado está en condiciones de generar, con un mayor volumen de actividad por la demanda del mercado, los recursos que necesita el Estado para cumplir con su rol social.

Lo decimos porque lo vivimos cada día y a cada hora de nuestras vidas.

Nuestros invitados de esta noche están compartiendo este momento con muchos repuesteros cuyas familias comenzaron de la nada misma y que con valores como la competencia, la diferenciación y el conocimiento, construyeron sus empresas.

Pero más aún: la gran mayoría de los repuesteros que nos acompañan, compiten entre sí, se disputan clientes, mercados, productos. Son una muestra permanente de las virtudes del sector.

Vaya también un reiterado pero no menos importante de mensaje de CERAC para los propios repuesteros.

Son momentos de no descuidar la capacitación y la asimilación de conocimientos.

La reciente polémica por la instalación de un sistema tecnológico para el transporte de pasajeros, nos demuestra que estamos parados en un mundo cambiante, en un cambio de época difícil de evaluar.

Las barreras naturales de acceso a una actividad pueden ser rápidamente desplazadas por la tecnología, por ello, acérquense a la Cámara, participen de sus capacitaciones y actividades, y hágannos llegar sus sugerencias.

Solo así, entre todos, podremos mantener vigentes aquellos dos principios de los que cuales les hablaba en el inicio de este mensaje.

Continuar siendo un sector múltiple y diverso, pero a la vez integrado, fortalecido y al servicio de la sociedad.