FACCERA impulsará controles por la venta de repuestos usados

279
El análisis de la situación del sector repuestero en la reunión de FACCERA.

Se plantea generar una mesa de trabajo con otras Cámaras para iniciar acciones concretas para el respeto de la ley y la protección del sector.

Los representantes del comercio de Repuestos Automotor de todo el país se reunieron a principios de mes en la Capital Federal con motivo de la 152° Reunión del Consejo Directivo de la Federación Argentina de Cámaras de Comerciantes en Repuestos del Automotor (FACCERA).

El principal tema debatido fue un plan mancomunado para controlar el exponencial crecimiento de la venta ilegal de repuestos usados.

Hace meses la Federación ha planteado su preocupación por la creciente venta ilegal de autopartes usadas por parte de desarmaderos en todo el país. La actividad ha crecido en los últimos años debido al aumento del precio de las autopartes, lo cual aumentó el rédito de esta actividad irregular.

Como parte del plan de acción concurrieron representantes de la Asociación Fabricantes y Distribuidores de Repuestos para Automotores de la República Argentina (AFYDREM), de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires y de la Cámara de Rectificadores de Buenos Aires miembros de la Federación Argentina de Cámaras de Rectificadores de Automotores (FACRA).

Los invitados expusieron sobre los indeseados efectos que recibe el sector de repuestos del motor en su faceta industrial, comercial y alcanzando incluso al sector reparador por la masiva venta de motores semiarmados usados. Esta circunstancia pone en riesgo a toda la cadena de valor y a los puestos de trabajo que genera.

Se destaca que si bien la comercialización del motor semiarmado está permitido por el Decreto 744/2004 reglamentario de la Ley Nº 25.761 en muchas ocasiones se vende sin sticker o con accesorios incluidos cuya venta está prohibida.

Otros puntos evaluados fueron las cuestiones medioambientales que está generando el desarme sin tratamiento de los resagos y la falta de control sobre la destrucción de las piezas no recuperables de acuerdo a la ley vigente.

Se plantea generar una mesa de trabajo entre las diferentes Cámaras para iniciar acciones concretas para el respeto de la ley y la protección del sector. –