El plan que estudia el Gobierno para la compactación de autos

1198
Las plantas de compactación de automóviles distribuídas por toda España, socias de AEDRA.

CERAC pudo conocer cuál es el modelo que estudia la Nación para sacar de circulación, desguazar y compactar los autos de más de 15 años.

En los últimos días circuló por los medios de comunicación un dato que es muy importante para el sector repuestero y que sin embargo pasó inadvertido.

CERAC pudo avanzar en la búsqueda de información para tratar de ponerle claridad a una cuestión que, de darse tal como está planificada, podría llegar significar cambios profundos en los mecanismos de venta de repuestos de segunda mano.

En el marco del acuerdo automotor firmado por el Gobierno con las fábricas de automotores y los autopartistas, apareció este detalle que habrá que seguir con atención.

Ese acuerdo, apunta a que la Argentina alcance una producción de 1 millón de vehículos en el año 2023, en una proporción donde en líneas generales, la mitad irá al mercado exportador y la otra al mercado interno.

No se trata de un objetivo imposible de cumplir, dado que el país ya alcanzó una producción de casi 830.000 vehículos en 2011, cuando el mercado de Brasil traccionaba fuerte con la demanda.

Pero, la pregunta del millón pasa por saber cuál es la clave que impulsaría un fuerte aumento en las ventas del mercado interno.

Según pudo saber CERAC, el Gobierno nacional aplicará medidas para producir un recambio que permita sacar de circulación las unidades viejas.

El parque automotor tiene una antigüedad de 14 años promedio, y sube a 18 años en el transporte de cargas y pasajeros.

Pero a contramano del mundo, esta antigüedad hoy se premia en la Argentina: paga menos patente el que tiene un auto con más años, y paga más el que se compró un cero kilómetro o una unidad con menor impacto ambiental.

Según Adefa, eso no incentiva a renovar el parque automotor.

Para ello, impulsará líneas de financiamiento especiales a baja tasa para los autos más económicos del mercado pero a la vez intentará aplicar en la Argentina una política ya existente en España: empujar la compactación de los autos viejos.

Según el secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen, en España existen 800 plantas de compactación de vehículos, lo que hace hasta existan  varias por ciudad.

Inclusive existe una Asociación Española de Desguazadores y Reciclaje del Automóvil creada en 1995 que junto con la destrucción promueve el reciclaje de los materiales como catalizadores, vidrios, plásticos,  caucho de neumático, entre otros.

Aproximadamente el 16 por ciento del parque automotor total de España termina siendo desguazado por año, en tanto que se reutiliza al final del proceso un 85 por ciento del material obtenido, quizás el aspecto más espinoso de aplicar en la Argentina.

El tema de cuál es el destino final de las piezas también está en debate en España, donde recientemente, el 20 de enero de 2017, se emitió un nuevo Real Decreto 20/2017 sobre los vehículos al final de su vida útil, derogando el Real Decreto 1383/2002, que llevaba en vigor justamente 14 años desde su entrada en vigor el 23 de Enero de 2003.

Para quienes deseen ahondar la temática:

http://www.sigrauto.com/

http://www.aedra.org/